12.5.17

“SLAVA’S SNOWSHOW”: UNA SUTIL BELLEZA

Comentario de Sergio Martínez

Habíamos visto uno de sus espectáculos hace unos años en el marco del festival Just For Laughs / Juste Pour Rire el evento anual dedicado al humor y la comedia que se celebra en Montreal cada verano. Slava ha estado de regreso en estos días ofreciendo nuevamente un espectáculo de gran calidad y que—la verdad sea dicha—es difícil de catalogar.

Los personajes en escena son payasos, pero el espectáculo no es propiamente circense, tiene humor pero no es comedia, en los hechos parte de la música y algunos de los varios sketches tienen más bien un aire melancólico, no hay diálogos aunque sí sonidos y una de sus canciones (“Blue Canary”) es entonada con una letra mayormente ininteligible al estilo de Chaplin cantando “Titina” en “Tiempos Modernos”. En los hechos se trata fundamental de un espectáculo de pantomima que a uno le puede rememorar algunas de las mejores creaciones del cine mudo. Pero también contiene elementos modernos en la forma de efectos, tanto de sonido como de luz y movimientos de la escenografía que, como señalamos, hace difícil de situarlo en un género específico.
 



Todo eso para finalizar de un modo muy lúdico y facilitando la interacción con el público que es sujeto a una “nevazón” con trozos de papel y luego a la irrupción de gigantescos globos. En suma, una presentación de alta calidad artística, entretenida, apta para todo público, excepto para niños muy pequeños, y que a su término a uno le ha levantado el espíritu.

El espectáculo ha sido concebido y es puesto en escena por el artista ruso Slava Polunin y ha sido galardonado con el Drama Desk Award por su Experiencia Teatral Única y ha sido nominado para el Tony Award como Mejor Evento Teatral Especial.


El público de Montreal tiene todavía la oportunidad de ver este extraordinario espectáculo hasta el 20 de mayo en el Teatro Saint Denis (1594 St. Denis, Metro Berri-UQAM)

Fotos                                                                     
Arriba: Los payasos en escena durante su     interpretación de Blue Canary                             
Al centro: La escenografía y el marco musical hacen de Snowshow un espectáculo de sutil belleza   A la derecha: La "nevazón" sobre el público                
                                                                                                        

22.4.17

¡A su salud señora Robinson! 50 años del icónico The Graduate (El Graduado)

Afiche del icónico film de 1967
Comentario de Sergio Martínez

Llenó las fantasías de legiones de jóvenes espectadores de cine en 1967, cuando fue estrenada. También tocó el tema de las relaciones extramaritales con un enfoque no prejuiciado, tal vez incluso de celebración. Y, por supuesto, representaba a la emergente clase media alta suburbana de Norteamérica de una manera más cínica pero realista. The Graduate (El Graduado), dirigida por Mike Nichols con Dustin Hoffman y Ann Bancroft en los papeles principales, es una de esas películas icónicas de los años 60, por un lado, retrata de manera muy incisiva a la sociedad norteamericana de ese período y al mismo tiempo sigue siendo relevante para el público actual. Es por eso que como una forma de marcar el 50º aniversario de su estreno, se proyecta estos días como parte de la selección de películas clásicas de Cineplex. Una excelente oportunidad para que los jóvenes espectadores lo vean en la gran pantalla con una banda sonora mejorada, y para un público más maduro la ocasión de revivir algunos de esos momentos especiales. La señora Robinson (Ann Bancroft) sentada en la cama y la cámara en un primer plano, enfocando justo bajo su pierna erguida enmarcando a Ben Braddock (Dustin Hoffman) debajo. Un confundido Ben pronunciando torpemente esa línea famosa: "Sra. Robinson - está tratando de seducirme ... ¿No?"

Hoffman, entonces un joven actor, lanzó su carrera con su versión del recién graduado que está de vuelta en casa y es el centro de una fiesta que su padre ha lanzado para celebrar los logros académicos de su hijo. Otro diálogo memorable desde ese momento apunta a un desarrollo que sería demasiado cierto. Mientras caminaba por la orilla de la piscina, el Sr. McGuire (Walter Brooke), un amigo de la familia aconseja a Ben:
"Plásticos", le aconseja un amigo de
la familia al reciente graduado
"Sr. McGuire: Sólo quiero decirte una palabra, sólo una palabra.
Ben: Sí señor.
Sr. McGuire: ¿Estás escuchando?
Ben: Sí lo estoy.
Sr. McGuire: "Plásticos".
Ben: Exactamente, ¿qué quiere decir?
Sr. McGuire: Hay un gran futuro en los plásticos. Piénsalo. ¿Lo pensarás?

Desde las omnipresentes botellas de plástico para los refrescos, hasta las imágenes de la vida marina sofocada por la basura plástica, cincuenta años más tarde somos muy conscientes de lo que significó ese gran futuro.

La seducción
Sin embargo, lo más interesante es la situación en la que Ben se encuentra después de someterse a sus deseos por la sexy seductora y su repentino descubrimiento de un interés amoroso por la hija de la Sra. Robinson, Elaine (Katharine Ross), y las consecuencias de su dilema. 

El dilema entre la sexy Sra. Robinson y la joven Elaine
(Recuerdo las conversaciones con otros jóvenes espectadores de ese tiempo acerca de si Ben preferiría a la sexy y atractiva señora Robinson o a la inocente pero más bien desabrida Elaine. En ese momento todos tomamos partido por la sexy seductora, cincuenta años después -y con la añadida experiencia que se supone que tenemos, tal vez nuestra preferencia sería totalmente diferente).

The Graduate es una de esas películas clásicas que merecen ser vistas en la gran pantalla. Uno cómodamente sentado en un teatro con el sonido llenando el espacio, sobre todo con las letras pegadizas de Simon y Garfunkel: "And here's to you, Mrs. Robinson /  Jesus loves you more than you will know / Wo Wo Wo…"  ("A su salud Sra. Robinson / Jesús te ama más de lo que sabrás / Wo Wo Wo ...")

Últimas presentaciones de El Graduado, domingo 23 de abril a las 12:55 en los cines Scotiabank Cinema, Cineplex Odeon Brossard & VIP Cinemas, and Coliseum Kirkland Cinemas en Montreal.